Entrevista a Cuauhtémoc Cárdenas, fundador del PRD Imprimir
Lunes 18 de Septiembre de 2006 18:00

Joaquim Ibarz

MEXICO (CORRESPONSAL)
Diario La Vanguardia de España

JI-¿Aprueba que López Obrador rechace las instituciones y desconozca a Felipe Calderón como presidente electo?

CC-Es un grave error, que puede tener un alto costo para el PRD y para el movimiento democrático. Me preocupa la situación actual de enfrentamiento. Posiblemente vamos a tener ciertas confrontaciones y turbulencias por algún tiempo. Pero confío en que todo se resuelva con apego a la ley dentro de nuestras instituciones, buscando resolver los problemas del país.

JI-¿Cómo juzga que a López Obrador lo hayan nombrado "presidente legítimo"?

CC- No pienso que así deba procederse. Es un grave error que tendrá un altísimo costo para el PRD y para el movimiento democrático en su conjunto Hay que respetar las instituciones.

El camino de la confrontación, de romper y no respetar un orden constitucional,no dará los mejores resultados para el país.

JI -¿A dónde puede conducir esta "presidencia" en rebeldía?

CC-Dependiendo de las acciones que emprenda va a ser la respuesta
de la gente.

JI-¿López Obrador caerá en el ridículo? Carlos Marín, director de "Milenio", dijo que sería una "payasada" si lo proclaman "presidente".

CC-No lo calificaría así. Creo que se están tomando riesgos, no querría especular hasta donde puede llegar un movimiento de esas
características, que inicia por desconocer los poderes constituidos.

JI-¿La situación es peligrosa para México?

CC-No lo veo así. Creo que no hay riesgo de desestabilizar al país, ni creo que el desarrollo se dé fuera del marco constitucional e institucional. Las distintas fuerzas acabarán buscando como superar los problemas del país.

JI-¿Qué juicio le merece el grito de López Obrador "¡al diablo con las instituciones!"?

CC-Mientras haya libertad de palabra se puede decir cualquier cosa.

JI-Eso no es cualquier cosa.

CC-No lo es. Se puede decir, pero también hay que asumir sus consecuencias. Una expresión como esa puede quitar o atraer apoyos. Son consecuencias que tienen que asumirse a partir de lo que uno dice o hace.

JI-¿Por qué López Obrador perdió las elecciones?


CC-Por muchas cosas.
Faltó una clara candidatura de izquierda, no sólo de dicho, sino también de propuesta y compromiso. Algunos colaboradores de López Obrador que se sumaron a la campaña no le ayudaron, más bien le quitaron votos. Varios candidatos del PRD estuvieron en posiciones antagónicas a lo que representan los principios del partido. Hay que agregar la exclusión en la campaña de buena parte del propio PRD, imposición de candidatos sin prestigio, las formas de expresión de López Obrador hacia el presidente Fox, los ataques a ciertos sectores de la población. Presentaba a todos los banqueros y empresarios como malos. Y los hay buenos, malos y regulares, como en cualquier actividad. Fueron factores que hicieron perder votos. Y también influyeron las campañas de los otros candidatos.

JI-Las encuestas señalan que el bloqueo del centro de la capital hizo perder mucho apoyo a López Obrador y al PRD.

CC-Más allá de la pérdida de popularidad, el bloqueo ha tenido un aspecto negativo en la apreciación de mucha gente. No sólo hacia López Obrador, sino hacia el movimiento progresista en general. Eso me parece muy grave.

JI-¿La actuación de López Obrador golpea a la izquierda mexicana?

CC-Así es. Todo lo que es izquierda, fuerzas democráticas y progresistas ha sido golpeada por el bloqueo del centro de México ordenado por López Obrador.

JI -¿Cómo ve que buena parte de los colaboradores más cercanos de López Obrador sean ex dirigentes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) con mala reputación?

CC-Quienes coordinaron actividades importantes en la campaña de López Obrador no se identifican con los principios del PRD, por los que hemos luchado por años.

JI-¿Principios de honradez?

CC-Principios de congruencia política. En este momento no quiero hablar de honradez. Gente que en distintos momentos se enfrentó al PRD y a la lucha democrática. Actuaron con violencia contra el PRD. Ejercieron coacciones muy concretas, dijeron que el modelo económico de López Obrador era el mismo que el de Salinas. Es incoherente.

JI-Uno de los más cercanos asesores de López Obrador, Manuel Camacho Solís, en 1988 fue uno de los principales promotores del fraude de Salinas de Gortari en contra suya.

CC-Son factores que en una proporción mayor o menor influyeron en el resultado electoral.

JI-¿Qué fuerza moral tiene Camacho Solís para reclamar fraude?

CC-Muchos se lo deben estar preguntando. Al igual que otras personas del entorno cercano de Salinas que fueron candidatos por el PRD; no tienen autoridad moral para estar en los cargos que ocupan por su pasado contrario a los principios que ahora dicen
defender.

JI-¿Felipe Calderón puede ser un buen presidente?

CC-No lo conozco muy de cerca, he hablado pocas veces con él. Conozco, eso sí, sus posiciones políticas. Yo estoy en una posición distinta. Pero seguramente las condiciones políticas del país le obligarán a tomar decisiones más acordes a dar respuesta a la realidad de un país con fuerte deterioro social, estancamiento económico, emigración masiva a EE.UU,
desocupación.

JI-¿Qué consejo daría a Calderón?

CC-Algunos problemas tendrán solución gradual, no se resuelven de un día para otro. Hay que dar prioridad a políticas públicas que busquen atender los problemas de la gente. Una política económica que dé prioridad a resolver los problemas de la población, una política que busque generar empleo y mejorar el ingreso de los trabajadores, aprovechar los recursos del país para impulsar el crecimiento.
Es absurdo que los excedentes presupuestarios que genera el petróleo no se destinen a mejorar la producción de crudo y de gas.

JI-El analista Roger Bartra dice que López Obrador es un "populista conservador". ¿Lo considera de izquierda?


CC-Son las apreciaciones de Roger. No hago comentarios. Respeto a López Obrador en los términos que él dice respetarme.

JI-¿Por qué ningún dirigente del PRD se ha atrevido a cuestionan a López Obrador?

CC-No se atreven a levantar la voz pero muchos lo van a hacer en poco tiempo. Las condiciones del país y del partido obligarán a hablar a mucha gente que hasta ahora ha estado callada.

JI-¿Está harto de que gente del PRD e intelectuales como la escritora Elena Poniatowska le llamen traidor, envidioso y de que le culpen de la derrota de López Obrador?

CC-Habría que revisar cómo se dio todo el proceso político, como se desenvolvieron los acontecimientos desde mediados del año pasado, cuando el manejo que hizo el Gobierno del desafuero provocó que López Obrador llegara como candidato. Dejó la alcaldía del Distrito Federal con una enorme popularidad y con una posición política de privilegio, con más del 50 % de intención de voto Habría que revisar lo que sucedió desde el día en que López Obrador fue proclamado candidato hasta el día de la elección. A través de las encuestas se percibe una baja continua de López Obrador. Hay una caída evidente desde el momento en que llega a la candidatura hasta los momentos inmediatamente anteriores a la elección. La campaña arranca en enero pero es candidato desde antes. Habría que revisar lo que sucedió. No creo que la ausencia mía o de cualquier otra persona haya motivado la derrota de López Obrador. ¿Por qué se desciende en vez de ascender? López Obrador llegó al 50 % de las preferencias sin mi presencia y la presencia de otras
personas. La pregunta es ¿por qué no se mantiene este alto nivel de preferencias?

JI-No ha contestado a si le duele que le llamen traidor.

CC-No puede gustarme, pero como dice el dicho popular todo se toma de quién viene. Habría que ver quién lo dice, y a partir de ahí ver si duele o no.

JI-¿Por qué aceptó el ofrecimiento del presidente Fox de hacerse cargo de los actos organizativos del segundo centenario de la independencia?

CC-Cuando el presidente Fox me lo propuso le dije que antes de darle una respuesta tenía que consultarlo con todos los candidatos que estaban en campaña. Hablé con los cinco para decirles que tenía este ofrecimiento del presidente, que además provenía del Senado, y que estaba apoyada por congresistas y gobernadores del PRD. Me llevó a aceptar la pluralidad de los que presentaron la oferta y porque era una buena oportunidad para exaltar ciertos valores que nos dan identidad. Por eso acepté organizar los actos del bicentenario de la independencia y el centenario de la revolución mexicana. Era una oportunidad muy
atractiva.

JI-¿López Obrador vio bien su nombramiento?


CC-Lo vieron bien los cinco candidatos. López Obrador fue el primero al que consulté.

JI-¿Por qué entonces sectores del PRD le critican ahora por ese nombramiento?


CC-Habría que preguntárselo a ellos. Yo espero que mi presencia en esta entidad coordinadora no sea un factor de polarización en sentido negativo. Y que tengan éxito para promover ciertos valores que den cohesión y unidad al país, que contribuya a resolver problemas de fondo. No veo solo las conmemoraciones como festejos, como algunos lo han querido interpretar. Si me convirtiera en un factor negativo de polarización, sería el primero en decir vamos a buscar quién puede realizar este trabajo en mejores condiciones y vamos a poyarlo en todo lo que sea necesario.

JI-¿Cómo explica que intelectuales, académicos y artistas de valía apoyen de manera acrítica el movimiento de López Obrador contra la democracia y las instituciones?

CC-Habría que ver cuáles son las motivaciones de cada quién. No tendría una respuesta en este caso. Creo que están convencidos de que el camino que les está planteando López Obrador es el adecuado y viable para que el país resuelva sus problemas. Querría pensar que es un involucramiento por convicción. Aunque también hay muchos intelectuales que tiene posiciones totalmente contrarias.

JI-¿Puede ser que alguno tuviera oferta de un cargo público?


CC-Puede ser, no lo dudo. Quién puede otorgar ese tipo de premios o concesiones o posiciones es quién gobierna. Los gobiernos de sombra, alternos, paralelos, difícilmente pueden dar huesos (cargos).

Joaquim IBARZ
La Vanguardia