DS Busuit - Premium Business Template for Joomla!

Por una reconstrucción amplia solidaria y generosa. PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 28 de Septiembre de 2017 09:34

Por una reconstrucción amplia solidaria y generosa.

25 de septiembre de 2017

México necesita un gran programa de reconstrucción, que atienda la emergencia que no ha sido superada, y contemple acciones de fondo. Lo más urgente es salvar vidas y dar apoyo en alimentos albergues retiro de escombros y atención apremiante al alto número de víctimas. En esta tarea la solidaridad de los ciudadanos ha sido ejemplar y aleccionadora. Pero la magnitud de los daños supera sus esfuerzos y requiere recursos adicionales disponibles de inmediato.

Más allá de la emergencia es imprescindible un programa de fondo que tenga como divisas primordiales la participación comunitaria, la rehabilitación efectiva y consistente de la infraestructura física y humana de las regiones y comunidades más vulnerables que suelen ser también las más pobres e incomunicadas.



La reconstrucción debe contar con una asignación de recursos suficiente, efectiva y transparente para salvar y aliviar a las víctimas y debe concebirse desde ahora como un emprendimiento que tiene que ir más allá de la mera y mecánica reposición de lo perdido. No debemos olvidar que, en buena medida la destrucción y daño de unidades habitacionales, casas, escuelas, hospitales, caminos y accesos, se debe a la precariedad de las estructuras preexistentes, a la pobreza de los materiales de construcción usados, a la corrupción y a la consiguiente desconfianza ciudadana hacia las autoridades.

Convocamos al Congreso de la Unión y al poder Ejecutivo Federal a realizar un intenso y cuidadoso examen de los proyectos de Ley de Ingresos y Presupuestos de Egresos de la Federación de 2018, con el fin de asegurar con suficiencia, las fuentes de financiamiento de los gastos que implica una reconstrucción como la sugerida.
Lo que nuestro país requiere, después de esta cadena de desastres, no puede descansar un una renovada austeridad basada en recortes adicionales al gasto social y de infraestructura, pues esto derivaría en más carencias e insuficiencias, malestar y desazón sociales.

En lugar de sólo buscar programas susceptibles de ser recortados, se requiere buscar los espacios fiscales de que realmente dispone el Estado así como sus posibilidades de endeudamiento etiquetado con seriedad y consistencia, y considerar la introducción de nuevos impuestos destinados explícitamente a sostener el gasto adicional que reclama la reconstrucción.

A lo que tenemos que tenemos que arribar es un régimen de impuestos y gasto público para la reconstrucción a proyectos de planeación presupuestal y urbana que puedan ser evaluados y que fortalezcan al Estado a fin de articular y promover formas renovadas de cooperación que hagan honor a la vasta solidaridad empeñada en estos aciagos días.

Firman
Eugenio Anguiano Roch, Ariel Buira Seira, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Rolando Cordera Campos, Saúl Escobar Toledo, Gerardo Esquivel Hernández, Mario Luis Fuentes Alcalá, Carlos Heredia Zubieta, David Ibarra Muñoz, Leonardo Lomelí Vanegas, Mauricio de maría y Campos, Juan Carlos Moreno-Brid, Ciro Murayama Rendón, Jorge Eduardo Navarrete López, Enrique Provencio Durazo, Jaime Ros Bosch, Norma Samaniego Breach, Francisco Suárez Dávila, Carlos Tello Macías, Enrique del Val Blanco, Eduardo Vega López, Verónica Villarespe Reyes.