DS Busuit - Premium Business Template for Joomla!

Cárdenas en San Lázaro PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 21 de Febrero de 2008 18:00

Periódico Milenio


El actual modelo de explotación del petróleo, cuya finalidad casi única es aportar recursos fiscales al país, es un modelo prácticamente agotado, afirmó Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quien se pronunció por impulsar una nueva política petrolera.


Lo anterior, explicó, porque "dejar las cosas como están querría decir ir para atrás y continuar deteriorando en términos generales lo que está sucediendo en la industria petrolera del país".

Al asistir a la Cámara de Diputados, por invitación de la presidenta Ruth Zavaleta Salgado, a dictar una conferencia magistral sobre el sector energético, el tres veces candidato presidencial del PRD subrayó que para modernizar la industria petrolera no se requieren cambios constitucionales.

"Para llevar a cabo las transformaciones en la política petrolera, y lo digo enfáticamente, no se requiere ninguna reforma constitucional. A Pemex corresponden de manera exclusiva, como lo marca la Constitución, la exploración, la explotación primaria de hidrocarburos, el transporte y la refinación", indicó.

Sería muy grave, dijo ante diputados y senadores de PAN, PRD, PRI, Convergencia y PT, perder la exclusividad del Estado en las actividades que hoy se reservan a la industria petrolera.

Cuestionado por el legislador priista Alfredo Río Camarena, respecto de si aceptaría inversión privada en cualquiera de los procesos de Petróleos Mexicanos, el ex líder nacional del PRD aseguró que puede haber inversión privada, nacional o extranjera, donde no se viole la ley.

En ese sentido, explicó ante unas 600 personas, hay áreas y partes de la industria petrolera nacional que están reservadas de manera exclusiva al Estado mexicano.


"Esas áreas reservadas me parece que no cabe entregarlas a, (y) que sean manejadas por, intereses ajenos", indicó. No se puede entregar, reiteró, el manejo de las reservas o el de los yacimientos a otros intereses.

Sin embargo, Cárdenas Solórzano se pronunció por dotar a Pemex de autonomía de gestión, la cual debe considerar excluir a la paraestatal del presupuesto federal y no sujetarla a la Ley de Obra Pública ni a la Ley de Adquisiciones que rigen a las dependencias federales.

Si eso sucede, puntualizó, el Estado deberá asumir como deuda pública los compromisos fiscales impuestos a Pemex a través de los Pidiregas.

"Esta debiera ser deuda que asumiera directamente el gobierno federal y liberar a Pemex de la carga que distrae importantes recursos, los cuales podrían destinarse a otras actividades."

Urgió a despetrolizar gradualmente los ingresos fiscales, a través de una política de crecimiento económico.

"Si la economía crece, tendríamos más capacidad para generar impuestos; una política de fomento industrial y, además, continuar con una reforma fiscal más profunda", señaló.

La nueva política petrolera, expuso Cárdenas Solórzano, debe devolver a Pemex el papel de motor principal del crecimiento económico y de la industrialización, y hacer de la paraestatal un ente productivo de alcance mundial, para que tenga presencia en el extranjero.



- Claves

Otras propuestas

. De acuerdo con Cuauhtémoc Cárdenas, Pemex debe contar con un Consejo de Administración profesional que rinda cuentas al Ejecutivo y al Legislativo.

. La refinación debe mantenerse con exclusividad para el Estado. Sería absurdo desaprovechar ese potencial para impactar en el crecimiento económico del país.

. Hay que descongelar los recursos que hoy tiene Hacienda, retenidos a Pemex, y que sólo al final del año pasado sumaban 322 mil millones de pesos.