Pronunciamientos

Carta del Ing. Cuauhtémoc Cárdenas a expresidentes del PRD


07 de Mayo de 2008

Cuauhtémoc Cárdenas


México, D. F., 7 de mayo del 2008.
Compañeros Amalia García,
Andrés Manuel López Obrador,
Pablo Gómez,
Leonel Godoy y
Leonel Cota.
Expresidentes del Partido de la Revolución Democrática.



Nuestro partido, el Partido de la Revolución Democrática, ha llegado al 19° aniversario de su constitución y reconocimiento formal como partido político nacional sumido en la crisis más grave que haya enfrentado en el curso de su historia.

La falta de apego a la legalidad estatutaria por parte de compañeros nuestros ha llevado al partido al borde no sólo de una profunda e irreparable fractura, sino de su disolución y su desaparición de la vida pública, al menos como un instrumento útil para los sectores progresistas del pueblo mexicano en su lucha por el rescate y defensa de la soberanía nacional y para la profundización y el fortalecimiento de la vida democrática.

Creo poder afirmar que estamos conscientes, ustedes y yo, que se llegó a este aniversario del partido con la imagen viva en la opinión pública del desaseo con el que se desarrolló el proceso para renovar los órganos de dirección del partido, del incumplimiento de todos los plazos en los que debían darse a conocer los resultados oficiales de ese proceso, de la cuenta de los votos hasta el día de hoy inconclusa y de que el partido ha quedado descabezado al concluir formalmente el período de ejercicio de su Presidente y Secretario General, muestra clara, todo ello, además, de la pérdida total de la legalidad interna.

A lo anterior debe agregarse la pérdida de toda autoridad moral del partido en sus condiciones actuales, así como de su parálisis e incapacidad como entidad orgánica para la lucha política en la prosecución de los objetivos para los que fue creado.

Para completar la visión sobre el partido, debe decirse también que se llegó a este aniversario en el medio de una acre confrontación entre los candidatos y grupos que se han estado reclamando ganadores de las pasadas elecciones, confrontación que ha llevado a los contendientes y a sus partidarios a adoptar actitudes triunfalistas y posiciones irreconciliables carentes de toda autocrítica, que han traído como consecuencia una división, difícilmente reparable, en la base social misma del partido, que se profundiza con el correr del tiempo.

Por otro lado, de haberse concluido con normalidad la cuenta de los votos, la que ha estado impedida por los intereses particulares de los grupos confrontados, se habría dado curso a las impugnaciones que pudieran haberse presentado y las instancias competentes habrían emitido los correspondientes fallos, evitando al partido su conflicto actual.

Es claro pues, que el PRD vive una muy profunda crisis política, que reclama de decisiones políticas para darle solución.

Pocos días después de celebrarse las elecciones, ante las reprobables condiciones en que se desarrollaron, plantee la necesidad de anularlas.

Considero grave que vayan a dejarse decisiones cruciales para el presente y el futuro del PRD en manos y cabezas ajenas al partido, por lo que hoy les propongo, en un intento más para superar la crisis, que juntos hagamos un llamado a los candidatos que contendieron en las elecciones del pasado 16 de marzo aspirando a los cargos de presidente y secretario general, para que renuncien a sus respectivas posibilidades de llegar y ejercer los cargos.

De aceptar los candidatos un llamado en el sentido que expreso y con el mismo propósito, les propongo, como un segundo paso, que invitemos a los integrantes del Consejo Político Consultivo, que me parece es el único órgano cuyo ejercicio no tiene un plazo estatutario y está formado por compañeros con amplio reconocimiento, a que se reúnan y acuerden quien deba presidir el partido en una etapa de transición, con facultades plenas para el gobierno interno, la representación y la conducción política de nuestra organización, al que se dé el encargo de llamar a la celebración de un congreso nacional, que entre otras cuestiones revise los documentos básicos y el reglamento de elecciones y establezca los términos para convocar a la elección de los órganos de gobierno del partido, y a quien se otorgue, asimismo, la confianza para conducir, en lo que corresponda como cabeza y representación legal del partido, el proceso de elecciones constitucionales del 2009, en el que deberá participar el PRD.

Respecto a la propuesta que les hago, me parece sería conveniente que a los compañeros que contendieron el pasado 16 de marzo por el cargo de presidente del partido -Alejandro Encinas, Dina Rocío Navarro, Jesús Ortega, Alfonso Ramírez Cuéllar y Camilo Valenzuela-, el Consejo Político Consultivo los invitara a proponer candidatos al cargo de presidente, cuyos nombres serían valorados junto con los propuestos por los propios miembros del Consejo.
Finalmente, quiero decirles que después de hacer llegar esta comunicación a ustedes, la haré llegar a los medios de información.

Al agradecer su atención a la presente y en espera de una pronta respuesta de su parte -urgida respetuosamente ante la grave crisis en la que se encuentra nuestro partido-, les envío mis saludos más cordiales.

Cuauhtémoc Cárdenas


.


© ccardenass. Copyright 2020. Derechos reservados.
DiseñoWeb::AnaCarolia