Pronunciamientos

CONVOCATORIA Cárdenas separa su candidatura a la presidencia de la República de la contienda interna del PRD.


04 de Julio de 2005

Cuauhtémoc Cárdenas


A MIS COMPAÑEROS DEL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA,
A QUIENES DESDE DISTINTAS POSICIONES HAN ALENTADO MI CANDIDATURA A PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA,
A LA OPINIÓN PÚBLICA: Desde febrero del año pasado, un grupo compuesto en su mayor parte por miembros del partido, hemos estado convocando al debate de ideas y propuestas sobre el proyecto a realizar en el país y el rumbo que deba darse a éste para resolver sus ya acuciantes problemas de creciente deterioro social, insuficiente crecimiento económico y parálisis política, encauzándolo en un proceso de progreso económico, bienestar social y edificación democrática que se sostenga en el largo plazo.

En ya casi año y medio, a pesar de llamados reiterados, el medio político no ha dado los pasos necesarios para comenzar y alentar el debate sobre la pertinencia de los proyectos –incluso el PRD con respecto a los surgidos desde su interior-. Nunca se abrieron los espacios para que esa discusión pudiera realizarse a profundidad y en las condiciones actuales del país, teniendo muy presente, entre otras, la experiencia vivida a lo largo de la administración en curso, se hace cada vez más evidente que tanto o más importante que definir quienes lleguen a ocupar los cargos de elección popular, es el programa y el compromiso que partidos y candidatos establezcan con los ciudadanos.

Los tiempos fijados para la campaña interna, que iniciará el 1 de agosto y habrá de concluir el 18 de septiembre, resultan insuficientes para una discusión seria, amplia y objetiva de las alternativas, lo que debiera verse como central para razonar y emitir el voto.

Consideré, por otro lado, y así lo planteé públicamente, que en paralelo a la discusión de los proyectos, el PRD podría encabezar la iniciativa para construir una mayoría política plural y activa que llevara a la práctica un proyecto de país ampliamente consensuado, pero resulta evidente que la ausencia del debate entre las prioridades del partido refleja también que se dejó de dar atención al fortalecimiento de su organización, a darle presencia donde los resultados electorales han sido magros, a su crecimiento mediante la incorporación de nuevos militantes, a una comunicación interna, a combatir desviaciones y evitar alianzas electorales ideológicamente contradictorias, cuestiones que deben ser atendidas si verdaderamente se quiere construir esa mayoría política, lo que en teoría está en las prioridades de todo partido.

En consecuencia, he tomado la decisión de no participar en el proceso interno del Partido de la Revolución Democrática en el cual habrá de elegirse al candidato a Presidente de la República para contender con su emblema y representación en las elecciones de julio del 2006.

No inscribirme para participar en ese proceso, no quiere decir renunciar a tomar parte activa en la vida pública del país. Mantengo mi compromiso y fidelidad con las luchas y los principios que dieron origen al partido y como militante, tengo la firme decisión de seguir presente en el esfuerzo porque la izquierda vuelva a colocarse en la vanguardia de las luchas por la soberanía, la profundización del cambio democrático y el bienestar de los mexicanos, porque desde la izquierda se construya la candidatura de la mayoría política del país, y por participar activamente en la lucha para incidir en el rumbo que desde la conducción del Estado se impone a la nación.

Agradezco la confianza que me brindan los compañeros del PRD que me han manifestado su solidaridad para que yo encabece la fórmula electoral del partido en el 2006, así como a todos aquellos que desde fuera del partido me han estado alentando para participar en la próxima contienda como candidato presidencial. Con mi aprecio y reconocimiento reiterado, los convoco a continuar hoy nuestro esfuerzo en construir el consenso en torno al país que queremos y a la conformación de una nueva opción, la nueva mayoría política que lo haga realidad.

Los convoco, asimismo, para organizar esta nueva opción, que trascienda e involucre a partidos políticos, organizaciones sociales y ciudadanos en lo individual, que desde las trincheras de una amplia pluralidad se lance a construir un país de progreso y bienestar, generoso con sus hijos, efectivamente UN MÉXICO PARA TODOS.

Cuauhtémoc Cárdenas.


.


© ccardenass. Copyright 2020. Derechos reservados.
DiseñoWeb::AnaCarolia